Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FDF estrena 'Los ángeles de Charlie', remake de la mítica serie de los años 70

No son santas, pero han dejado atrás un pasado vinculado a la delincuencia para convertirse en ángeles: los de Charlie, el misterioso propietario de la agencia Towsend para quien resuelven complejos casos. Atractivas, valerosas y decididas: así son las tres detectives protagonistas de 'Los ángeles de Charlie', remake de la exitosa serie de acción protagonizada por Farrah Fawcett, Jaclyn Smith y Kate Jackson que se convirtió en un icono de la televisión en las décadas de los 70 y 80 y que Factoría de Ficción estrenará este martes 24 de abril, a las 22.30 h.

Glamour, acción y adrenalina se dan cita en esta ficción ambientada en Miami e interpretada por jóvenes promesas de la interpretación estadounidense: Annie Ilonzeh como Kate Prince, una policía corrupta de una unidad de elite; Rachael Taylor en la piel de la estafadora y ladrona Abby Sampson; Minka Kelly como una experta conductora en carreras ilegales; y Ramón Rodríguez dando vida a John Bosley, hacker de la agencia y principal apoyo de las chicas.
Drew Barrymore, actriz que encarnó a una de las ángeles en la película 'Los ángeles de Charlie: Al límite', y los productores de 'Smallville', Al Gough y Miles Millar, encabezan la producción ejecutiva de esta serie en la que la tres investigadoras de la agencia se adentrarán en fabulosas mansiones, exclusivos círculos sociales y los bajos fondos de la ciudad para esclarecer misteriosos secuestros, desapariciones y casos de asesinato.
Tres mujeres y un nuevo destino: investigar los casos que les propone el misterioso Charlie Townsend
Su belleza, inteligencia, determinación y especiales habilidades les han brindado una segunda oportunidad en la vida: investigar arriesgados y complejos casos para la agencia Townsend, cometido que desempeñan a la perfección los tres ángeles de Charlie: Kate, Abby e Eve.
Procedente de acomodada familia, Abby (Rachael Taylor) es una hábil ladrona que despuntó a los 13 años, cuando robó su primer Rolex. Tras pasar la adolescencia abriendo cajas fuertes y estafando a los más ricos, Charlie apareció un día en su vida con una singular propuesta: unirse a la agencia. Aunque apenas mantiene el contacto con su familia, utiliza sus contactos en la alta sociedad para acceder a cualquier inmueble.
Sus excesos con las drogas la llevaron a ser apartada de su carrera profesional en la policía de Miami. Kate (Annie Ilonzeh) fue una de las detectives más jóvenes del Departamento de Policía, pero tras unirse a una unidad de elite para combatir el crimen organizado, perdió el control de su vida y sucumbió a peligrosas tentaciones. Gracias a Charlie, entró a formar parte del equipo, donde su pormenorizado análisis de los escenarios del crimen y su vasto conocimiento sobre la criminalidad local son claves en la resolución de los casos.
Cuando Gloria, teniente experta en explosivos, fallece trágicamente durante una misión, Charlie convence a Abby y Kate para que formen equipo con Eve (Minka Kelly), una experta conductora con un misterioso pasado: vivió en un orfanato junto a Gloria, del que se escaparon juntas, y a los 18 años fueron reclutadas por una organización especializada en el robo de coches de alta gama. Tras pasar por prisión, esta superviviente nata es una camaleónica mujer capaz de adaptarse a cualquier entorno.
Sin Bosley (Ramón Rodríguez), un apuesto y brillante hacker, los ángeles tendrían grandes dificultades para completar con éxito sus misiones. Los conocimientos técnicos y habilidades informáticas de este joven, que amasó una gran fortuna robando cuentas bancarias en todo el mundo hasta que el F.B.I. estuvo a punto de detenerlo, son imprescindibles en los casos que indagan las tres atípicas detectives.