Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Colgados en Filadelfia', de martes a jueves a las 23.45 h.

Son egocéntricos, inmaduros e impredecibles. Charlie, Mac, Dennis y Dee son cuatro amigos que regentan sin gran éxito un pequeño bar en 'Colgados en Filadelfia', serie de culto con miles de seguidores en todo el mundo que Factoría de Ficción eemite de martes a jueves a partir de las 23.45 h. El canal de Mediaset España emitirá la ficción de martes a jueves reforzando su oferta de comedia, en la que figuran destacadas ficciones nacionales e internacionales como 'La que se avecina', 'Aída', 'New Girl' o 'Friends'.

Aunque en principio estaba destinada a ser una serie indie, cuyo episodio piloto tuvo un coste de 85 dólares, 'Colgados en Filadelfia', protagonizada por Rob McElhenney, Glenn Howerton, Charlie Day, Kaitlin Olson y a partir de la segunda temporada, Danny DeVito se ha convertido en todo un fenómeno en Estados Unidos, así como en la comedia más longeva del canal de cable FX y en un referente de este género en Estados Unidos.
Creada por el propio Rob McElhenney ('Jóvenes prodigiosos'), la sitcom gira en torno a cuatro amigos, Dennis (Howerton), Dee (Olson), Mac (McElhenney) y Charlie (Kelly), cuyo negocio, el pub Paddy's, y sus vidas personales están en declive hasta que sus problemas empeoran con la llegada de Frank (DeVito), el padre de Dennis y Dee, que comenzará a manipular a quienes le rodean.
Con un Satellite Award a la Mejor Comedia en 2011 en su palmarés, la serie aborda en sus tramas cuestiones como el aborto, la posesión de armas, el racismo o la venta de alcohol a menores ofreciendo una reflexión en clave de humor de la sociedad norteamericana actual.
Cuatro amigos que tratan de mantener el equilibrio entre el negocio y la amistad, protagonistas de la ficción
Gestionar con éxito un bar es una ardua labor, opinión que comparte el personal del pub Paddy's: sus tres copropietarios -Charlie, Mac y Dennis- y Dee, la camarera del local.
Encantador y amable: así es Charlie, personaje interpretado por Charlie Day ('Turno de guardia', 'Cómo acabar con tu jef'), un joven que parece gustarle a todo el mundo, salvo a la mujer de sus sueños, que le ignora continuamente. A pesar de que a menudo se ve involucrado en diversas controversias, siempre se las arregla para salir bien parado de cualquier situación por compleja que sea. Inseguro hasta la médula, Mac (Rob McElhenney, "Perdidos", "Jóvenes prodigiosos") es el más impredecible de los amigos, un joven que se esfuerza por abrirse a los demás y darse a conocer.
El más listo del grupo es Dennis (Glenn Howerton, "Urgencias", "Crank: veneno en la sangre"), un hombre que disfruta analizando a sus amigos y que siempre está dispuesto a ayudar a los demás, mientras que su hermana Dee, (Kaitlin Olson, "El bar Coyote", "Tenías que ser tú") es una bella aspirante a actriz que trabaja como camarera en el bar y que busca al amor de su vida en lugares equivocados.

Los dueños del Paddy's buscan la manera de reflotar el bar, en el arranque de la comedia
En el primer capítulo, mientras Dennis, uno de los tres dueños del pub Paddy's de Filadelfia, examina las facturas pendientes de pago, descubre para su pesar que la caja de la noche anterior asciende a menos de 200 dólares. La disminución del volumen de negocio preocupa al joven, que junto a Mac y Charlie tendrán que afrontar el pago de la letra la hipoteca del pub dentro de un par de semanas. Dee les ofrece una solución al problema: contratar a Terrell, uno de sus compañeros de la clase de interpretación, para que convierta al Paddy's en uno de los bares de moda de la ciudad. Mientras Dennis y Dee trabajan como camareros, Mac y Charlie tratan de encontrar amigos negros para demostrar que no son racistas.
Y en el segundo episodio, Stacy, una exnovia de Charlie, se presenta en la ciudad para informarle que él es el padre de su hijo de diez años. El copropietario del bar accede a pasar cierto tiempo con el pequeño para hacerle una prueba de paternidad. Sin embargo, la irrupción del niño en su vida lleva a los amigos a debatir sobre el tema del aborto. Mac, por su parte, conoce a Megan, una defensora a ultranza del derecho a la vida, a quien intenta impresionar fingiendo estar a favor de su causa.