Lola: "No he vuelto a comer croquetas"