El monólogo de Sandra Marchena: ‘Yo quiero un alma gemela de metro noventa’