El monólogo de Kalderas: 'Churro, media manga, manga entera'