Alfredo Díaz: 'Rezar es de cobardes'