La desaparición de todos los habitantes de la casa marca el inicio de un segundo episodio lleno de sorpresas