Pedroche y Antonio Pagudo, de verde