'La que se avecina': Una comunidad atípica