'El secreto de Thomas Crown': ¿Qué puedes desear cuando lo tienes todo?