Un triángulo explosivo, en 'Esto es la guerra'