‘Spider-Mas’, el héroe del independentismo