El monólogo de Juan y Punto: 'Escucha que...'