Manu Badenes: ¡Alto el fuego!'