Un secreto y un maratón, en 'New Girl'