‘3 Días para matar’, el plan perfecto para el viernes noche