A los actores de Factoría de Ficción no les importa que les pongan verdes