'El último rey de Escocia', el dictador más sanguinario en Factoría de Ficción