'Central de cómicos', humor en estado puro